MARIANA AYLWIN

Pertenezco a una generación que perdió la democracia. Los jóvenes de entonces creíamos que bastaban los grandes ideales para cambiar el mundo pero la intolerancia y la división nos llevaron a una larga dictadura. Tengo el orgullo de haber participado también en la recuperación de la democracia, con la convicción de que nunca más podíamos volver a ese clima de violencia y de odio que dejó miles de vidas en el camino.

Creo en la democracia. Creo en el diálogo. Creo en la necesidad de tener buenas instituciones para resolver las diferencias de manera civilizada.

Me interpela la pobreza, el desigual acceso a bienes públicos de calidad, la fragilidad de tantas familias ante cualquier riesgo, la vulnerabilidad de la infancia y de los adultos mayores en tantos sectores. 

Me inspiran los valores que aprendí en mi familia: justicia, libertad, solidaridad. He intentado servir a mi país desde esos valores.

Durante toda mi vida profesional me he dedicado a la educación, desde docente de aula hasta Ministra en el gobierno del Presidente Ricardo Lagos.

Fui elegida diputada en 1994 y Consejera Regional Metropolitana en 2015.

Actualmente trabajo en una Corporación Educacional que siempre ha sido sin fines de lucro, a cargo de dos colegios en la zona sur de Santiago vinculados a la iglesia católica.

Me siento orgullosa de los gobiernos de la Concertación y soy crítica de cómo se fue perdiendo la capacidad de resolver problemas que fueron largamente postergados por la dificultad de construir acuerdos.

Voté Apruebo y creo que el mundo político respondió adecuadamente con el acuerdo por una nueva Constitución en el contexto de la crisis de octubre de 2019.

Hoy veo con esperanza la posibilidad de que la Convención Constituyente nos permita derribar prejuicios, mirarnos a los ojos y descubrir que -más allá de las diferencias- tenemos que construir un solo Chile.  

 

 

Mariana Aylwin

Directora

Corporación Educacional Aprender