JORGE DE LA CARRERA

51 años. Casado con Beatriz Vizcaya y padre de 6 hijos (Jorge, Vicente, Martín, Beatriz, Tomás y Matías).

Estudió en el Colegio Seminario Pontificio Menor, de dónde tiene excelentes recuerdos y grandes amigos. Además de sus logros académicos, su curso le otorgó el premio al mejor compañero en cuarto medio.

Luego se recibió de Ingeniero Civil de Industrias en la Universidad Católica (1992), habiendo sido distinguido con el Premio Marcos Orrego Puelma al alumno más destacado de su promoción. Allí también sembró amistades muy duraderas y profundas.

Posteriormente, ya casado, partió a estudiar un Máster en Administración al MIT, Estados Unidos (1998). A su regreso, ha tenido una trayectoria activa con el grupo de exalumnos chilenos de esta universidad, habiendo sido miembro de su Directorio. Mantiene una amistad profunda con varios ex alumnos.

Ha trabajado siempre en el sector privado en distintas industrias (energía, consultoría internacional, empresas de consumo masivo, industria de la salud para sectores medios, etc.), con variada experiencia internacional, habiendo tenido posiciones de dirección por muchos años. Siempre se ha preocupado de cultivar una relación cercana con algunos excompañeros de trabajo que se transformaron en grandes amigos.

Como apoderado del colegio de sus hijos, ha sido muy activo en participar en todas las actividades colectivas con otros papás (Presidente del Centro de Padres, miembro del Directorio, etc.). Forma parte de un grupo de amigos inseparables (que comparten la pasión por el fútbol), con quienes ha compartido innumerables viajes y conversaciones acerca del País.

Tiene una profunda preocupación por el País desde la época del Colegio. Además, se preocupa por aprender y entender la institucionalidad de los distintos países que por trabajo le ha tocado conocer. En la Universidad, le tocó aportar un granito de arena en la recuperación de la Democracia. Luego siguió con mucho orgullo lo que pasó en los primeros años de la democracia, pero también con mucha preocupación lo que ha pasado en los últimos años. Cree que se requiere de una reforma profunda a nuestra institucionalidad, la cual dejó de ser capaz de dar gobernabilidad para canalizar las expectativas de los ciudadanos.

Junto a un grupo de amigos muy queridos, y a otros que se han ido incorporando en el camino, es Co-Fundador del Movimiento 50+UNE.  Este Movimiento, conformado por aproximadamente 200 ciudadanos (www.50masune.cl), busca promover una reforma profunda al sistema electoral del Congreso (ojalá elección por mayoría absoluta), buscando una mejor representatividad y gobernabilidad. También busca que los chilenos de distintas tendencias políticas aprovechemos la Convención para unirnos, diseñando en conjunto una institucionalidad que nos una a futuro.

 

Sus amigos y compañeros en esta causa para Chile